martes, 19 de junio de 2012

Esqueixada de bacallà


Este plato es característico de la cocina catalana. Además, se prepara en muy pocos minutos, es muy saludable y nutritivo y en la época estival es agradable de comer ya que en realidad es una ensalada fresca.
Hay muchas variantes, según la zona donde se prepare, nosotros presentamos la que, a nuestro parecer, es la receta original catalana. 

 
Los ingredientes (para 2-3 comensales):
  • 300 g de bacalao desalado (si es posible de la parte del morro)
  • 2 tomates maduros grandes
  • 1 cebollita tierna
  • 1 pimiento verde italiano
  • 50-100 g de olivas negras y verdes
  • Aceite de oliva virgen
  • Vinagre de Jerez blanco
  • Zumo de ½ limón
  • Sal y pimienta negra molida 
  • 1 huevo duro (opcional) 
Lo primero será preparar una vinagreta compuesta: Picaremos finamente la cebolleta. Picaremos también fino el pimiento verde. Reservamos. En un bol emulsionaremos ¾ partes de aceite de oliva con ¼ parte de  mezcla de vinagre con zumo de limón. Añadiremos una pizca de sal y otra de pimienta negra molida. Por último mezclaremos esta vinagreta con la cebolla y el pimiento finamente picados y reservaremos.
Pelaremos los tomates, los cortaremos como más nos guste, a dados, a medias lunas, a lonchas. En la fuente de servir dispondremos: los tomates cortados, el bacalao esqueixado o desgajado en trozos o tiras, se suele hacer con las manos, no con cuchillo, las olivas y, al final, aliñaremos bien con la vinagreta, mojando bien todo y repartiendo el picadillo de la salsa.

 
Podemos adornar con huevo duro y unas hojas de cebollino. También podemos marinar durante media hora el bacalao con la vinagreta. Acompañar con una buena rebanada de pan. Servir fresco.



COMENTARIO NUTRICIONAL


Este plato típico de nuestra tierra es perfecto para todo el año, pero especialmente para ahora que ha llegado el verano y con él el calor (y los tomates!!). Des de Lamardecuina os animamos a que aprovechéis al máximo las verduras frescas de cada temporada, ya que tienen muchas más propiedades y nutrientes, y además ganan muchísimo en sabor.
Además de todas las propiedades nutricionales del plato, hay que añadir que todos los alimentos se encuentran frescos, por lo que mantienen TODOS los nutrientes (una parte de ellos se pierde con el cocinado y aumento de la temperatura). Este plato puede tomarse como entrante o como primer plato, e incluso podéis añadir una legumbre (alubias o lentejas) y comerlo como plato único.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.